VIH/SIDA


4 mayo 2015

Radio Televisión de Castilla y León emite un reportaje sobre nuestra Casa de Acogida de Valladolid


Breve extracto publicado en rtvcyl.es

«Hemos accedido a uno de los últimos refugios que existen para enfermos terminales en la comunidad.

Entramos en la casa de acogida de las hijas de la Caridad y de la asociación Aclad, donde viven 10 personas sin recursos. Gracias a ellas consiguen estabilizar su enfermedad y muchos seguir adelante. Tienen entre 40 y 60 años, motivos diferentes por los que llegaron aquí, pero algo en común, la enfermedad que truncó la vida en los años 80 a miles de personas.»

 

Se puede acceder al reportaje completo, pulsando aquí.



29 abril 2015

Responsables de ACLAD analizan el preocupante aumento de las enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes, en el programa de debate ‘Espacio Abierto’ de Radio Televisión de Castilla y León


ESPACIO ABIERTO.

Sexo seguro

(emisión el 29 de abril)

Las enfermedades de transmisión sexual se han duplicado entre los jóvenes en los últimos ocho años. Muchos evitan el uso de preservativo al haber perdido el miedo al SIDA. Falsos mitos y la falta de una educación sexual adecuada han multiplicado los riesgos. Sexólogos, virólogos, profesores y responsables de ACLAD (Asociación de Ayuda al Drogodependiente) analizarán esta preocupante situación.

 

Para ver la emisión del programa, pulse aquí.



27 enero 2014

La Casa de los Prodigios está en las Delicias


Sobrevive con menguantes recursos públicos el único centro que atiende a enfermos graves de sida que no pueden valerse solos

A poco de iniciar la subida hacia el Zambrana desde Canterac aparece a la vista un discreto muro blanco, con una puerta metálica negra. Más allá se encuentra la Casa de los Prodigios. Quienes la cruzan lo hacen como despojos humanos, en cuerpos carcomidos por años de deterioro, incapaces de valerse por sí mismos. 283 personas han accedido a su interior en esas condiciones desde que en 1996 empezara a funcionar. Cadáveres ambulantes sin horizonte, en espera de un inminente final. Pero tras unas semanas de tratamientos médicos regulares, vida ordenada, y atención personal, reaparece la persona que se escondía bajo un saco de huesos. Son los prodigios del centro de acogida Miguel Ruiz de Temiño, más conocido como Casa del Sida. Prodigios limitados, porque aquí la victoria es siempre provisional. Pero ver reaparecer la luz al fondo de una mirada antes opaca y sombría es una experiencia de las que dejan huella. La prueba de que siempre hay margen para la esperanza.

Lo explica Elena Rincón, de 22 años, que desde septiembre hace prácticas de Integración Social en la casa. «He visto grandes cambios a mejor de los internos. Y eso es personalmente muy gratificante. Yo colaboro con otras actividades de Aclad (la asociación de apoyo a los drogodependientes promotora de la casa) y en ésta es donde se ven más claramente las mejoras».

Cuando El Norte visita el centro encuentra a Elena preparando con los internos una entrevista para una publicación propia. No son gente fácil de motivar. «Suelen estar muy decaídos, aunque se entiende. De entrada no les apetece hacer casi nada, pero cuando logras convencerles se olvidan un poco de su situación, que es lo más importante. Verles sonreír, aunque sea un poco, es lo que me motiva y lo que me hace venir aquí todos los días».

José Antonio es uno de los pacientes. Es de Mansilla de las Mulas y ha llegado al centro derivado desde la prisión. Verle ahora, ya estabilizado, todavía impone, porque se perciben las huellas de una vida de dramas y desórdenes. Como la mayoría de los que acuden al centro, y la mayoría de los que sufren la enfermedad, el sida fue un compañero no deseado de su drogodependencia. Pese a todo, ahora está agradecido. Es consciente de que lo peor ha pasado. «Estar aquí me ha servido para arreglarme un poco», resume con sorda socarronería. Antes de su «arreglo» estaba al borde del abismo, mirándole a la muerte cara a cara. Hoy puede presumir de haberle dado esquinazo. Al menos por el momento.

Porque la muerte es una compañera habitual e inevitable en la Casa del Sida. Cuando El Norte se acerca a visitarla, acaba de fallecer un interno y otro se encuentra en estado terminal. Pese a los cuidados y atenciones, fallecerá en breve. Pero no de sida, sino de cáncer. De Sida ya no muere casi nadie, gracias a un providencial coctel de medicamentos que ha cronificado una enfermedad antes devastadora, pero que no impide que los efectos colaterales de unas vidas degradadas acaben aflorando.

Cuando la Casa de los Prodigios empezó a funcionar, en el año 1996, los enfermos de sida «morían a chorros», en gráfica expresión de la presidenta de Aclad, María Gutiérrez Cortines. El sida era entonces una emergencia social. En el centro de las Delicias se acostumbraron a convivir con un ritmo de defunciones pavoroso: una al mes sobre una población máxima de once pacientes. Hoy ya es sólo de una muerte, o dos como máximo, al año. Aún así, es una presencia inseparable.

Con todo, el verdadero prodigio de la Casa del Sida no es el trabajo diario que hacen con los enfermos. El verdadero milagro es que la casa siga abierta, prestando un servicio social para el que no existe alternativa, pese a los sucesivos recortes que ha sufrido en las subvenciones públicas que permitían sostenerla.

Y en ese milagro juegan un papel capital las Hijas de la Caridad, una orden religiosa que en los años ochenta decidió volcarse en la atención a los enfermos de sida y que es la que gestiona la Casa de Valladolid, conjuntamente con Aclad. Las monjas no sólo residen allí permanentemente, con lo que ello supone de ahorro de personal, sino que solo dos de ellas cobran por su trabajo –otras dos son voluntarias– y para colmo colaboran en el sostenimiento del proyecto con donaciones de la propia orden. «Somos así, de meternos en los fregados. No sabemos andar en llano», explica Mercedes Iturralde, la directora del centro, en referencia a su orden. «Siempre hemos tenido como carisma los más pobres, y la gente que se queda a las orillas de la carretera. Nuestro fundador, San Vicente de Paul, nos dijo que teníamos que dedicarnos a apagar los fuegos». Y se lo toman literalmente. Tanto que es gracias a su dedicación que el proyecto se mantiene en pie, pese a los alfileres presupuestarios que lo sostienen.

En su momento el centro llegó a recibir ayudas públicas de más de 200.000 euros que hoy se han visto reducidas a casi la mitad. Pese a los recortes, la Dirección de Salud Pública de la Junta sigue siendo la que más aporta: aproximadamente 100.000 euros que salen de un paquete más amplio de ayuda a Aclad que financia no solo este centro sino todo el resto de actividades de prevención de la drogodependencia que desarrolla la asociación.

A esa cifra hay que añadir 19.000 euros del Ministerio de Asuntos Sociales a través del IRPF, una cantidad que se ha reducido un 70% en los últimos años. Los internos colaboran con los gastos con el 75% de sus ingresos, pero eso no da para mucho: en 2013 fueron 20.000 euros. Y otros años menos. El resto, hasta 250.000 euros de coste real del centro, se cubre con donaciones particulares económicas y materiales (alimentos, medicamentos y otros productos) que permiten que la Casa de los Prodigios de las Delicias siga a flote. Contra todo pronóstico. «Con los números en la mano la Casa debería estar ya cerrada, pero nos hemos esforzado por mantenerla abierta», explica Luis Iglesias el director adjunto de Aclad «Y eso que es un recurso baratísimo comparado con lo que costaría atender a esas personas en un hospital».

Si la administración pretendiera montar un centro semejante le saldría mucho más caro, evidentemente. Pero incluso si quisiera concertar con otros centros privados la atención a los enfermos les costaría mucho más. Atender a un paciente de este perfil en un centro asociado puede suponer unos 3.000 euros al mes. En total unos 400.000 euros al año para una residencia de 11 plazas. Pero la crisis no sólo la sufre la Casa del Sida por la vía de los recortes propios, sino que también le afectan los recortes ajenos. «Están aumentando las solicitudes que nos llegan de los Centros de Acción Social y hospitales para que atendamos a personas que tienen un problema más social que médico», explica Mercedes Iturralde.

Dada su limitación de plazas, el centro ha optado por acoger solo a los casos más extremos. Ello supone que deben cumplir dos requisitos. Por un lado estar en un estadio avanzado de la enfermedad, el C3. Por otro, no tener apoyos familiares o sociales, porque algunos de esos pacientes podrían vivir solos si tuvieran garantizada una vida ordenada y una toma regular de las medicaciones. En algunos casos, bastaría un servicio de atención domiciliaria para asegurar eso, y es lo que, al parecer, ahora empieza a echarse en falta. Pero los que llegan al centro de las Delicias no están en esa situación. Suelen tener daños psicológicos y en algunos casos no pueden salir solos a la calle porque hay riesgo cierto de que no sepan volver. Y su deterioro físico requiere una atención continuada y regular.

«Los enfermos van empeorando y necesitan más, y sin embargo la ayudas se van rebajando», explica Mercedes Iturralde. Hasta la compra de una silla de ruedas eléctrica para un interno se convierte en un obstáculo que hay que saltar. «Aquí se hace un trabajo muy duro en unas condiciones muy precarias», explica María Gutiérrez. En la Casa de los Prodigios nada es sencillo. Pero la batalla que se libra a diario es una batalla por la dignidad del hombre. Y en nombre de los caídos.

Noticia de El Norte de Castilla http://www.elnortedecastilla.es/20140118/local/valladolid/casa-prodigios-esta-delicias-201401181733.html



19 junio 2013

CCASV y ACLAD realizan pruebas rápidas de sida e informan sobre drogas en el Espacio Joven


El pasado miércoles el Comité Ciudadano Antisida de Valladolid ha realizado en el Espacio Joven de Valladolid una decena de pruebas de VIH por saliva. Además, durante toda la tarde han asesorado e informado a los usuarios del espacio de ocio sobre VIH. La campaña se ha llevado a cabo para  facilitar el acceso a las pruebas serológicas del VIH a personas con prácticas de riesgo que no acudirían a realizársela a dispositivos convencionales. El asesoramiento se ha dividido  en asesoramiento previo a la prueba, durante la espera de los resultados (20 minutos) y posterior a la prueba.

El Comité también ha repartido material preventivo e informativo sobre ITS. Miembros de Aclad además, han informado sobre drogas y sus efectos, a través de reparto de folletos y asesoramiento sobre reducción de riesgos en el consumo.



9 mayo 2013

El CCASV y ACLAD colaboran con la Universidad Europea Miguel de Cervantes realizando pruebas de detección precoz del VIH


Las asociaciones CCASV (Comité Ciudadano Antisida de Valladolid) y ACLAD, Asociación de Ayuda,  realizaron el pasado día 8 en la UEMC 50 pruebas rápidas de diagnóstico precoz de VIH. La prueba se realiza de manera confidencial y es totalmente gratuita.

La campaña pretende facilitar el acceso a las pruebas serológicas del VIH a personas con prácticas de riesgo que no acudirían a realizársela a dispositivos convencionales, permitiendo, a su vez, reducir la ansiedad producida por el tiempo de espera, y así proporcionando asesoramiento antes, durante y después de la realización del test.

A lo largo de la mañana  un equipo de voluntarios de ambas entidades realizaron la prueba rápida de VIH, ofreciendo información sobre el SIDA y las drogas, explicando el adecuado uso de preservativo masculino y femenino, además, de repartir material preventivo a los estudiantes.

La confidencialidad de la persona se garantiza en todo momento, registrando solo un código numérico. Un experto acompaña al estudiante en el momento previo a la prueba, durante la espera de los resultados –unos 20 minutos– y tras la prueba.

Durante la espera de los resultados se informa acerca de las prácticas de riesgo, de las vías de transmisión y de las estrategias de prevención, posteriormente, tras obtener los resultados de la prueba se analizaron con cada estudiante los aspectos relacionados con el mismo.

 



6 mayo 2013

La Casa de Acogida de enfermos de VIH de Valladolid perderá el 34% de su presupuesto en 2013


El edificio en el que viven diez personas necesita obras de accesibilidad
R. Adalia
Mismo número de residentes con menor presupuesto. Esta es la situación que está padeciendo la Casa de Acogida de enfermos de VIH ‘Miguel Ruiz de Temiño’, un lugar en el que residen 10 personas con sida y que estima reducir su presupuesto este año en un 34% respecto al de 2010.

La casa, gestionada conjuntamente por ACLAD y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, tendrá que subsistir este ejercicio con 150.000 euros, 80.000 menos que en 2010. Un recorte que se agrava al ver que la cifra de gastos no puede disminuirse ya que el número de usuarios que pasan por esta residencia no desciende.

«La casa se mal financia con donaciones particulares y de las Hijas de la Caridad, subvenciones de la Consejería de Sanidad a través de la Dirección General de Salud Pública e Investigación y otras a través del IRPF», explica Mercedes Iturralde, directora de la Casa de Acogida.

Por ello, existe la incertidumbre de saber si se podrá mantener o no su funcionamiento. «Tenemos inseguridad porque los recortes cada vez son mayores», afirma Iturralde, quien asegura de forma resignada que si la casa se cerrase todos sus inquilinos acabarían en la calle.

Y es que el perfil de las personas que acceden a esta vivienda responde al de enfermos de sida, en su fase terminal o de compleja recuperación, derivados de hospitales, prisiones, ONGs y otras instituciones. Es decir, un gasto que se ahorra la Seguridad Social con los 10 residentes de esta vivienda ubicada en la calle Miguel Ruiz de Temiño.

Noticia completa:

http://www.ultimocero.com/articulo/la-casa-acogida-enfermos-vih-valladolid-perder%C3%A1-el-34-su-presupuesto-2013



6 mayo 2013

Campaña de prueba de VIH y punto de información sobre VIH y DROGAS en la Universidad Europea Miguel de Cervantes.


Encuentro solidario en beneficio de la entidad Vicente Ferrer: Comida y bingo solidario, concierto de rock, actividades lúdicas y deportivas, etc.


Las asociaciones ACLAD y El Comité Ciudadano Antisida de Valladolid acudirán al encuentro solidario organizado por la Universidad Europea Miguel de Cervantes en beneficio de la entidad Vicente Ferrer para construir una escuela en la India.

 

Será durante la jornada del próximo miércoles 8 de mayo desde las 09:00 cuando estas asociaciones sin ánimo de lucro estén prestando sus servicios de manera gratuíta para colaborar con la causa. Un numeroso equipo de voluntarios de las entidades estarán ese día realizando la prueba rápida de VIH, ofreciendo información sobre VIH y DROGAS, explicando el adecuado uso de preservativo masculino y femenino, y repartiendo material preventivo. Más información:

www.ccasv.org

www.aclad.net

www.exeo.info

www.uemc.es



14 enero 2013

ACLAD, pionera en Castilla y León en la realización de la prueba para la detección del VIH de manera gratuita


Desde que Aclad implantó la prueba rápida de detección de VIH el año pasado en su sede de Valladolid, han sido más de 100 personas las que han acudido a realizársela. Con una simple gota de sangre y en unos 20 minutos, se puede saber si una persona es portadora del virus que según el Registro regional del sida de Castilla y León establece la existencia de 2.946 casos en la región en 2011.

La importancia de la detección precoz de la enfermedad radica en que el pronóstico de la evolución de la enfermedad será muy favorable, no siendo así si se encuentra en fases avanzadas. Por ejemplo los datos de 2010 indican que en el 79,17% de los diagnósticos seropositivos coincidió el descubrimiento de la condición de portador del VIH con la de diagnóstico de Sida. 

Con los objetivos de mantener e incrementar el nivel de formación de la población sobre la infección por VIH, las conductas que favorecen su transmisión, y prevenir nuevas infecciones por el VIH, Aclad diseña e implanta programas dirigidos a personas con mayor vulnerabilidad al contagio de VIH/SIDA así como a personas diagnosticadas de VIH que, en muchas ocasiones, soportan una carga psicológica y social de marginalidad añadida. (más…)



14 marzo 2012

Curso de formación específica en VIH/SIDA para voluntariado, organizado por el Comité Ciudadano AntiSIDA de Valladolid


El Comité Ciudadano Antisida de Valladolid oferta un curso de voluntariado para las tardes de la tercera semana de abril.

 El objetivo es adquirir habilidades necesarias para desarrollar una adecuada labor de información, prevención e intervención como voluntarios en los programas del CCASV.

Los contenidos tratarán las interesantes temáticas como: VIH y Drogas, epidemiología del VIH, Sexualidad evolutiva, VIH y género, aspectos médicos, cuidados a enfermos o funcionamiento del CCASV.

Este curso está dirigido a todos aquéllos estudiantes, profesionales o personas sensibilizadas en el ámbito sociosanitario que desean apoyar el trabajo de entidades como el CCASV.

A menudo las personas con VIH/SIDA, piensan que su destino es la exclusión social porque creen que lo merecen. Ayúdanos a romper estereotipos.

Si quieres formarte y aportar tu granito de arena en este ámbito ponte en contacto con el CCASV.

 

¡Último día de inscripción el 4 de abril!

 

Para más información y contacto, se adjunta el un folleto informativo. Curso de Voluntariado 2012



30 diciembre 2011

El Consejero de Sanidad visita la Casa de Acogida para enfermos de SIDA “Miguel Ruiz de Temiño”


Antonio María Sáez Aguado, visitó la Casa de Acogida para enfermos de Sida que gestiona Aclad en colaboración con las Hijas de la Caridad en Valladolid.

Para más información:

Video publicado en YouTube realizado por IEV Digital (Archidiócesis de Valladolid):





Página 3 de 4 1 2 3 4

[Política de calidad]   [Aviso legal]   [Política de cookies]     

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies