Prevención


3 junio 2020

Participa en el ‘Taller online gratuito sobre alcohol, cannabis y tabaco’ de nuestro programa Épsylon


Enlace al formulario de inscripción



21 mayo 2020

Abierto el plazo de inscripción para el ‘Taller online gratuito sobre alcohol, cannabis y tabaco’ de nuestro programa Épsylon


Enlace al Formulario de inscripción 



4 mayo 2020

El desconfinamiento: La regulación de la euforia


Autora: Goretti Fernández Bastida

Como todo comienzo tiene su fin, este es nuestro último artículo desde que comenzó el confinamiento. Llevamos ocho semanas junto a vosotros  y os hemos ido acompañando semana a semana, dando recomendaciones  y pautas para afrontar esta pequeña aventura en la que nos ha embarcado este virus. Esperamos que haya servido de ayuda en algún punto de este camino.

Llegó el ansiado momento de volver a salir de casa. El desconfinamiento se ha puesto en marcha y volvemos poco a poco a las calles y a nuestras rutinas. Pero este nuevo proceso de apertura, también requiere nuevas adaptaciones para nuestra mente y cuerpo. Y los profesionales de la psicología también tenemos algo que decír frente a cómo afrontar esta nueva situación.

Esta nueva normalidad a la que nos enfrentaremos en poco tiempo puede tener consecuencias para nuestra salud mental si no disponemos de las herramientas y pautas adecuadas para enfrentarnos a la nueva situación  que se nos presenta.

Os proponemos algunas pautas para afrontar el desconfinamiento :

1.  Normaliza lo que sientes. Será totalmente normal y natural sentir miedo, ansiedad o estrés al volver a la rutina diaria. De nuevo se trata de un cambio en nuestro día a día,  y nuestro cuerpo y mente necesitan adaptarse una vez más.

2. Cuidado con la euforia o alegría desatada y no controlada por la apertura del confinamiento. Tenemos que continuar  minimizando el riesgo. Es normal tener ganas de socializar y volver a disfrutar de las cosas que llevabamos semanas sin hacer, pero no debemos perder de vista las recomendaciones de las instituciones sanitarias. La euforia es una emoción de extremos, que a priori parece que no es peligrosa o es menos desagradable que la tristeza, pero implica unos riesgos igualmente. Nos hace poner el foco sólo en lo positivo de la situación y en no pensar en los riesgos o consecuencias de nuestros actos. Nos llena de energía y buenas sensaciones, viéndonos capaces de hacer muchas cosas  y la mayoría sin estructura o planificación previa. Por ello, antes de hacer piensa y tómate tu tiempo. No hagas por hacer ni des respuestas rápidas.

3. Revisa lo que has aprendido en este periodo en casa. Algunos habréis aprovechado para iniciar nuevos hábitos saludables, poner a prueba la paciencia y las esperas, gestionar emociones y resolver conflictos de forma asertiva. Todos hemos aprendido algo en estos momentos difíciles y ser consciente de ello nos va a ayudar en futuros desafíos a los que nos enfrentemos y tengamos que echar mano de esos nuevos recursos. Quizás se nos esté dando una nueva oportunidad para salir al mundo con otra actitud, con otras herramientas para vivir de otra forma. Para establecer nuevos valores y parametros de vida. Para eliminar lo tóxico y encontrarse con lo sano. Dejo esta reflexión en abierto para que cada uno medite consigo mismo sobre ello.

4. Los síntomas de ansiedad y depresión son algunas de las consecuencias que están relacionadas con el confinamiento. Si notas alguno de estos signos y son frecuentes, intensos, duraderos y además te incapacitan para llevar a cabo alguna área de tu vida, pide ayuda a alguno de nuestros profesionales para retomar tu nueva rutina a la que nos enfrentaremos en los próximos meses.

5. Sé realista, la nueva etapa que nos espera requiere de esfuerzo por parte de todos tus sistemas y de responsabilidad. Implica esforzarse por mantener hábitos, recuperar lo perdido y luchar para salir adelante. Pon en marcha todas tus energías y fuerzas. El tiempo por sí mismo no todo lo cura, sino que depende de lo que hagas tú, con las cosas, en ese tiempo.

NO SE PUEDE DAR MARCHA ATRÁS AL RELOJ, PERO SÍ SE LE PUEDE DAR CUERDA NUEVAMENTE.

FELIZ INICIO DEL DESCONFINAMIENTO. 



4 mayo 2020

Aclad envía su apoyo a los internos del módulo de preventivos con los que trabaja en el Centro Penitenciario de Burgos


Buenos días, chicos:

Somos Isabel, Goretti y Mónica de ACLAD.

Por motivos de salud social y sanitaria, por el Coronavirus, estamos obligados todos a confinarnos, así que desde marzo que no nos vemos.

Nosotras, por nuestra parte no hemos dejado de preguntar por vosotros, tanto por vuestro bienestar físico como emocional. El equipo de prisión en todo momento nos ha trasmitido que estáis bien, que ninguno ha sufrido sintomatología del COVID-19, lo cual nos alegramos mucho.

El motivo de esta carta es trasmitiros nuestro ánimo y esperanza en estos tiempos de crisis y cambio. Al igual que sensibilizarnos con vosotros, pues si ya el confinamiento es duro, en prisión lo tiene que ser aún más.

Invitaros a la reflexión. Al diseño de un proyecto de vida, lejos de las drogas, sin abandonar nuestro yo esencial. Invitaros a hacer un discurso , que sea nuestro, individual; tanto de lo que queremos, como de lo que podemos ofrecer, donde no caben las adicciones que sabemos donde nos llevan.

Pensad que no todo está fijado en cada uno de nosotros, nosotros tenemos poder de decisión; la clave está en el cambio, y que podemos cambiar lo que creemos, pensamos, valoramos y deseamos.

Esta fuente de profundo cambio, os va a adentrar en una transformación y liberación.

Esperamos que con esta carta hayan llegado fuerzas para ponernos a ello y no abandonarnos.

En estos días de crisis, todo lo que podamos llegar a sentir y pensar, entra dentro de lo normal. Es una situación extraordinaria, la mente es libre y nos puede llegar a “jugar malas pasadas”. Por lo que reconducimos nuestras emociones encauzándolas dentro de la calma y el sosiego.

También deseamos que con esta carta llegue la motivación para avanzar, abandonando lo que en estos momentos tenemos tan claro que no queremos.

Vuestros objetivos los marcáis vosotros y los pasos para llegar a esos objetivos en la vida, también los dais vosotros. Da igual que sean pasos cortos, largos … caminando o corriendo…, lo importante que vayan en la dirección que tanto deseáis, para que vuestra vida esté lejos de delitos, juicios y cárceles.

Todo esto se hace realidad cuando trabajamos en ello, lo pensamos, lo visualizamos, lo verbalizamos y lo ejecutamos, marcando el primer paso.

Con ayuda de ACLAD y la de tantos profesionales, se harán realidad vuestras proyecciones si así lo deseáis.

Mucho ánimo.

TODO PASA Y EL COVID-19 TAMBIÉN PASARÁ.

PD: si os queréis poner en contacto con nosotros para cualquier consulta o desahogo, estamos en

ACLAD

C/ Severo Ochoa nº57; 1 izda

Burgos CP 09007



4 mayo 2020

Carta de apoyo a los internos de la Unidad Terapéutica y Educativa con los que Aclad trabaja en el Centro Penitenciario de Burgos


¡Hola, chicos!

Hemos decidido ponernos en contacto con vosotros de alguna forma para intentar transmitiros todo nuestro apoyo y ánimo desde Aclad. Espero que os gusten nuestras palabras.

Nadie podía imaginar que lo que está sucediendo pasara, ¿verdad? Muchas veces hablábamos en el grupo de ponernos a prueba y del miedo al cambio. Esta es, sin duda, nuestra prueba de fuego.

Nos gustaría con estas cuatro palabras, transmitiros tantas cosas… pero quizás ahora lo más importante sea poner atención en vuestro interior, en vuestra actitud frente a todo esto y en vuestras emociones. Todo lo que sintáis estos días es NORMAL. Id día a día, sin pensar demasiado en el futuro o en el cuándo terminará todo. En estos momentos no es muy conveniente pensar a largo plazo.

Recordad todo lo que trabajado en el grupo: la gestión de ira, la frustración, las malas compañías como un riesgo a evitar, los cambios que habéis hecho y el camino recorrido.

Echar mano de todos los recursos que os hemos ido presentando los profesionales pues todo está dentro de vosotros ¡¡Sacadlo!! Animaros unos a otros, ser ejemplo de lo que esperáis. Ya no sois los mismos que entrasteis, algo ha cambiado, buscar en vuestro interior el cambio hacia lo positivo, hacia la fortaleza y la esperanza.

Yo confío en todo el esfuerzo que habéis puesto estos meses en la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE), y en lo que habéis aprendido. Ahora es el momento de ponerlo en práctica y demostrar que lo llevais dentro.

Os echamos de menos y esperamos que pronto podamos volver a vernos. Sois fuertes, sois valientes y seguramente la vida os ha puesto a prueba en otras ocasiones, donde habéis salido vencedores y habéis sobrevivido. Pensad en qué recursos, herramientas o estrategias pusisteis en marcha en aquella última ocasión, pues siguen estando en vosotros: manteneros activos física y mentalmente, comer bien, cuidar la higiene, descansad, protegeros entre vosotros y alejaros de conflictos con otros.

Volveremos a vernos y volveremos a sentarnos en la capilla para comentar toda esta aventura, quizás desde la paz y la alegría de haberlo superado. Cuando volvamos, serán otros tiempos mejores. Pero en los peores también debemos dar lo mejor de nosotros.

No olvidéis que lo importante no es tener o no problemas, sino la actitud que decidimos tomar frente a ellos.

Os mandamos un abrazo muy fuerte y todo nuestro apoyo y ánimo. Confiar en que las cosas pasan y en vosotros mismos.

NOSOTRAS CONFIAMOS EN VOSOTROS.

¡YA QUEDA MENOS!

Fdo. Equipo de intervención psicosocial de Aclad Burgos

 

 



28 abril 2020

La autoestima: Nunca dejamos de conocernos


Autora: Goretti Fernández Bastida

A finales del siglo XIX, un neoyorquino llamado William James (considerado uno de los padres de la psicología funcional), en su obra Los principios de la Psicología’, analizó el fenómeno de la autoestima y fue el primero en tratar de definirla (1890). Su texto pionero ha servido de modelo a todos los estudiosos de este fenómeno.

En nuestro séptimo artículo, es el momento de hablar de uno de los conceptos más interesantes y trabajados en psicología. Y de los más tratados en psicoterapia: La autoestima.

Desde un punto de vista etimológico la palabra autoestima está formada por el elemento “auto-” que viene del griego autos y significa por sí mismo o propio, y la palabra “estima” del verbo estimar del latín estimare que significa evaluar, valorar, tasar. Por tanto una definicion fiel sería: la evaluación que hace una persona sobre sí misma.

No hay un juicio de valor más importante para las personas, un factor más decisivo en su desarrollo psicológico y en su motivación , que la evaluación que emiten sobre ellas mismas.

Las personas solemos experimentar esta valoración no como un juicio consciente, manifestado verbalmente, sino bajo la forma de un sentimiento, que puede ser difícil de aislar e identificar porque lo experimentamos constantemente: forma parte de todos los demás sentimientos, está implicado en cada una de nuestras respuestas emocionales.

El punto de vista que tiene una persona sobre sí misma está implícito, en todos sus valores y respuestas. Esta autoevaluación es un factor omnipresente en la psicología humana y tiene profundos efectos sobre el proceso de pensamiento de las personas, sus emociones, sus deseos , valores y objetivos.

Y ¿qué es lo que tenemos que evaluar para saber si poseemos buena o mala autoestima? William James afirmaba que a la hora de valorarnos a nosotros mismos solemos considerar tres componentes de nuestra identidad:

  1. Nuestro estilo de pensar, sentir y actuar y los rasgos de nuestra personalidad.
  2. El “yo” social: las cualidades o defectos que reconocen en nosotros los demás y la buena o mala reputación que tenemos en nuestro entorno social.
  3. El “yo” material, que incluye nuestra imagen corporal, las riquezas, el patrimonio económico y las propiedades que son importantes para nosotros.

A todo este conjunto de elementos y conocimientos sobre nuestras características personales que utilizan las personas para describirse (capacidades, limitaciones…) se llama autoconcepto. Si tengo un buen autoconcepto de mí mismo/a la evaluación que haré de ello será en positivo, no así si lo hago a la inversa. El autoconcepto se forma por la imagen que tenemos de nosotros mismos y la información que recibimos de los demás en relación con nuestra persona.

Para entender mejor el autoconcepto, ponemos un ejemplo claro: si quiero evaluar el valor de un reloj, preguntaré por sus características y materiales, ya que no es lo mismo un material plástico, con piezas hechas en una cinta de producción masiva, que un reloj hecho a mano y con materiales como el oro con incrustaciones de diamantes. El valor de estos dos relojes variaría considerablemente. Así pues, para estimar nuestro valor, debemos conocer primero «de qué estamos hechos», qué cualidades y capacidades tenemos, es decir, debemos conocer-nos. Como nuestras cualidades y capacidades varían a lo largo de nuestra vida, no es difícil suponer que la autoestima no es algo que se mantenga estable. Podemos tener autoestima: alta, regular o baja. Es decir, la autoestima puede variar y se puede trabajar de la mano de un profesional .

Algunas características de una persona con autoestima baja:

La otra cara de la moneda en la autoestima baja, son personas que aún teniendo bajo concepto de sí mismos, se
esfuerzan por mantener una imagen social diferente, positiva, exitosa y muestran otras características que son contradictorias a las anteriores citadas, pero que igualmente son derivadas de una baja autoestima. No todo el mundo se muestra como es por dentro y lo ocultan, es a lo que llamamos «falsa autoestima».

La falsa autoestima se considera un mecanismo de defensa o una protección que usamos conscientemente para que no nos puedan hacer daño y para no parecer débiles frente a los demás.

En general, las personas con baja autoestima que se enmascaran tras una imagen que no poseen, presentan los siguientes rasgos :

Por contra, cuando una persona tiene una alta autoestima, no alardea de ello, puesto que no necesita la aprobación de los otros para reforzar la visión que tiene de sí mismo. Se quiere y acepta tal y como es y considera el error como parte del aprendizaje, se comunica con los demás de forma asertiva, no necesita estar por encima de nadie para destacar, pues sabe lo que vale y eso es suficiente.

¿Podemos hacer algo para mejorar la autoestima?

Sin duda, podemos hacer muchas cosas, os presentamos algunas propuestas:

-Rodéate de personas que te aporten felicidad, refuerzo positivo, alegría y cariño.

-Vete a lugares en los que te sientas seguro, tranquilo, protegido cuando estés mal contigo mismo.

-Lleva a cabo actividades que te gusten y que te hagan salir de tu bajón emocional y autopercepción negativa.

-Considera los errores como oportunidades de aprendizaje.

-Establécete pequeños objetivos alcanzables.

-Comienza a visualizarte como el responsable de tu vida y no como la víctima.

-Repite en tu mente, como un mantra, a diario «SÍ, PUEDO».

-Huye del perfeccionismo y suelta el control.

-Trabaja tu autoconcepto.

Si necesitas ayuda o apoyo para trabajar esta pieza clave para tu salud mental, ponte en contacto con alguno de nuestros profesionales. Este periodo de confinamiento nos ha servido a muchos para conocernos más y saber quiénes somos frente a situaciones límite. Experimentar situaciones nuevas nos hace ver de qué otros material estamos hechos. Nunca dejamos de conocernos a nosotros mismos. Recuerda, la autoestima no es algo fijo ni inamovible, se va formando y cambiando a lo largo de la vida.

CREE EN TI, CONÓCE-TE Y ACÉPTA-TE.

 LA SALIDA ES SIEMPRE HACIA ADENTRO



21 abril 2020

El pensamiento polarizado, la rigidez mental y el miedo al cambio


Autora: Goretti Fernández Bastida

En el inicio de nuestra sexta semana de confinamiento, deseo transladar a los lectores lo que indica la psicología sobre cómo la forma en la que pensamos nos condiciona la forma de vivir la misma experiencia. Para ello, echaremos mano del enfoque cognitivo-conductual .

Existen tantas formas de pensar como personas hay en el mundo. En términos de pensamiento nadie puede considerarse igual a otro. Cada uno de nosotros tenemos en cuenta diferentes aspectos de la realidad, elegimos, archivamos e interpretamos según nuestras creencias y la importancia que le demos a lo que está pasando. No hay dos personas iguales que realicen la misma secuencia de pensamiento sobre un mismo hecho. Construimos nuestra vida basada en distintas vivencias que nos marcan y nos hacen mirar al mundo desde ángulos diferentes. (más…)



14 abril 2020

Recomendaciones profesionales: ‘El estrés’


Autora: Goretti Fernández Bastida

Una semana más vuelvo a sentarme frente al ordenador para escribir algo que pueda ayudar a nuestros lectores y usuarios a sobrellevar el confinamiento y gestionar y manejar tanto situaciones puntuales como emociones derivadas. En esta quinta semana de parada obligada en nuestros hogares, me ha parecido interesante hablaros de un compañero de viaje al que todos, sino la mayoría, conocemos y que ha estado presente en algún momento de nuestras vidas: ‘El estrés‘.

Es curioso que durante esta cuarentena ya se han realizado estudios e investigaciones para evaluar los efectos psicológicos del confinamiento debido al COVID-19. En ellos se destaca el estrés como uno de los problemas derivados de este estado de alarma. (Alfredo Rodríguez, Mirko Antino y Paula Ruíz-Zorrilla, Universidad Complutense de psicología de Madrid (UCM). (más…)



13 abril 2020

Ejercicios de relajación guiada por una de las psicólogas de Aclad




8 abril 2020

Participa en el sorteo del Instagram de Épsylon y consigue dos entradas de cine en Valladolid


Enlace al sorteo



Página 1 de 211 2 21

[Política de calidad]   [Aviso legal]   [Política de cookies]     

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies