Atención a personas que ejercen prostitución


Las personas que ejercen prostitución soportan  situaciones de violencia, en mayor proporción que la población general, caracterizada por una indefensión aprendida, consecuencia de haber soportado situaciones de abuso, coerción y agresiones físicas, psicológicas y sexuales de clientes y/o parejas.

El programa desarrolla un conjunto de acciones de carácter preventivo y motivacional desarrolladas con la finalidad de mejorar, por un lado, la calidad de la información de las mujeres de manera que reduzcan los riesgos propios del ejercicio de la prostitución; y por otro, el acceso a recursos sociales, laborales, jurídicos y de salud normalizados evitando así su aislamiento y reduciendo su vulnerabilidad.

Se ofrece asistencia sanitaria y se realizan pruebas rápidas de VIH, test de gestación, citologías para la prevención de cáncer de útero y analíticas de sangre completas para la detección del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Nuestra intervención se realiza en  los lugares de ejercicio de la prostitución (clubes, pisos de contacto, calle y locales) y en nuestras sedes. Además, se lleva a cabo un trabajo de sensibilización a profesionales y ciudadanos mediante estudios, publicaciones, noticias y charlas.


[Aviso legal]   [Política de cookies]